Cómo crear un buen nombre >> Mi método + 8 herramientas

Has tenido una gran idea y lo mejor es que la has puesto en marcha. ¡Hurra! el final se ve cada vez más cerca, ahora te enfrentas al gran reto de encontrar un nombre de marca que suene maravillosamente bien. Pero lo que parecía un trabajo resulta no serlo tanto. Si estás leyendo esto ya eres consciente de lo importante de dar con un nombre memorable y atractivo que no deje indiferente y consiga encontrar un hueco en la mente de tu audiencia para ser recordado con facilidad en el momento oportuno.

De alguna manera, sientes que esa decisión va a marcar el futuro de tu proyecto y, sin ganas de desanimarte, puede que sea así.

El nombre es importante, es lo primero que escucha tu cliente sobre ti y lo que te ayudará a ser recordado con facilidad. Piensa cómo funciona nuestro cerebro. Mi marido se llama Emeterio. Sí, un nombre de otra época que provoca siempre algún comentario. Pero, es un nombre que deja un recuerdo y poca gente lo olvida. 

Dicen que los nombres cortos son mejores… pero no siempre es así, hay otros elementos en juego. Un nombre largo puede ser más sugerente, más claro y más fácil de recordar que un nombre muy corto que no dice absolutamente nada.

Lo que es evidente es que el nombre te debe llamar la atención, mínimamente para que tu cerebro lo registre. 

Encontrar un nombre inspirador, que esté conectado con tus valores, se diferencie de la competencia y tenga la pregnancia (capacidad de ser recordado) necesaria, puede ser fruto de un momento de inspiración, pero, como decía Picasso «cuando la inspiración llegue, que te encuentre trabajando.»

Pongámonos a ello.

Lo que necesitas es un método sencillo y eficaz. Un método que te ayude a dar con ese nombre de marca brillante: 

1| Echa un vistazo a los nombres de marca de la competencia.

Antes de empezar a pensar en nombres debes saber qué tipo de nombres están ya en el mercado. Analiza qué tipo de construcción están utilizando, a qué suenan. Selecciona los 10 más relevantes en tu industria y piensa que necesitarás diferenciarte. 

2| Escucha a tu audiencia.

Averigua las palabras que están en el imaginario colectivo. Las redes sociales son una excelente herramienta para esto. Genera conversaciones y estáte atento.

3| Ten presente tu propuesta de valor.

Qué problema solucionas a tu cliente y por qué deben elegirte a ti. Piensa que si tu nombre puede relacionarse con el problema que solucionas, estarás comunicando desde el inicio, pero piensa también que no necesitamos concentrar toda la comunicación de una marca en un nombre. 

4| Organiza una sesión Brainstorming.

Reúne a tu equipo. Si no lo tienes sería bueno que le pidieras a un grupo de amigos o a tu familia que te ayudara a pensar. Yo a veces he consultado incluso a mis hijos. No sabes dónde puede saltar la liebre. Déjales que todos expongan lo primero que se les pase por la cabeza. Es importante que no pongas filtros. Puedes ayudar compartiendo la información que tengas recopilada de tu audiencia y del análisis de la competencia. Empieza por palabras (adjetivos, verbos, sustantivos) que estén asociados con tu actividad. Anota cada sugerencia en un post-it  y utiliza una pared para exponerlas sin orden alguno. Lo más importante en un brainstorming es que no haya filtros. Siéntete libre de explorar caminos. Y siéntete libre de mezclar, convertir nombres en verbos, jugar con las palabras de cualquier manera. Analiza cómo se construyen muchas de las marcas que más conocemos como: Facebook, Pinterest, Google, 

5| Realiza asociaciones.

Agrupa las ideas que tengan afinidades en grupos. Los descriptivos como Evernote, Calm o Toys «R» Us. Los fundacionales basados en los nombres de los fundadores como Coco Chanel, Ford o McDonald’s. Los inventados como Pinterest, Kodak o Fnac. Los metafóricos como Nike, Patagonia o Amazon. Los acrónimos como MoMA, CNN o BMW. Los sopas de letras como Google, Tumblr o Netflix. Y los nombres combinados como Airbnb, Under Armour o Facebook. Consigue un total de al menos 10 nombres y haz un primer filtro en google para ver si esos nombres existen. 

6| Elige los mejores nombres.

Descarta los que menos te convenzan, los que están cogidos y aquellos que puedan tener dobles significados peligrosos en tu idioma o en otros países. Deja la lista reducida a 2-3 opciones.

7| Téstalo.

Muestra estas 2-3 opciones a clientes potenciales utilizando el mismo tipo y tamaño de letra y sin añadir imágenes. Puedes hacerle preguntas como éstas:

¿Cuál de estos nombres transmite más «seguridad»?

Si fueras a comprar XXX, ¿cuál de estos productos elegirías basándose solo en el nombre?

¿Cuál crees que es más eficiente?

8| La prueba final. Los 10 requisitos imprescindibles:

1_Que esté alineado con tu propuesta de valor

2_Que sea suficientemente flexible.

3_Que potencie el territorio de tu marca. El territorio de tu marca se refiere a ese concepto con el que quieres asociar a tu marca como Red Bull se asocia a la adrenalina, Volvo a la seguridad o Coca Cola a la felicidad.

4_Que sea fácilmente recordable. Piensa cómo tú mismo recuerdas más unos nombres que otros. Haz la prueba con tu equipo o tus amigos a ver qué nombre recuerdan mejor.

5_Que tenga buena sonoridad.

6_Que sea relevante.

7_Que sea agradable.

8_Que tenga el mismo significado para todas tus audiencias. Algo que a veces se nos olvida, pero que cuando la empresa crece puede dar problemas.

9_Que no tenga asociaciones negativas para ninguna de las audiencias actuales y potenciales.

10_Que sea fácilmente pronunciable.

9| Por último, asegúrate de que tu nombre de marca puede ser registrable.

HERRAMIENTAS QUE HARÁN MÁS FÁCIL EL PROCESO

Surveymonkey: Haz una encuesta donde enumeras los beneficios y características. Pídeles que te digan qué otras palabras asocias.

Topsy: Busca una categoría de producto y averigua lo que los consumidores y las marcas están diciendo en los medios sociales.

Mindmeister. Ideal para hacer brainstorming a distancia.

Mural.ly: Para compartir murales con otras personas cuando están lejos.

Pickfu: Esta herramienta te dice cuál es el mejor nombre y explica por qué.

Tuempresa.com. Aquí puedes comprobar si tu propuesta puede ser registrable.


Espero que te haya gustado y te haya sido útil. Si tienes cualquier duda, puedes escribirme un mensaje directo en Instagram o si lo prefieres agendar una primera reunión, sin ningún compromiso. 

¡Ah! quizás te interese echar un vistazo a este otro post dónde te cuento qué puedes hacer si no estás satisfecho con el nombre de tu marca. Clica ahora.

1 comentario en “Cómo crear un buen nombre >> Mi método + 8 herramientas”

  1. Pingback: ¿Debe invertir una empresa en Branding?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PRÓXIMA MASTERCLASS PRESENCIAL "POR QUÉ FALLA EL MARKETING" EN COWORKING ATICCO DE MARÍA DE MOLINA, MADRID | lunes 19 diciembre 2022_ 18:30 horas

Accede gratis a la masterclass y descubre cómo es capaz el branding de impulsar tu negocio

Accede gratis a la masterclass

TE EXPLICO QUÉ ES EL BRANDING Y CÓMO OPERA

PARA QUE PASES DE INVISIBLE A INOLVIDABLE.

TE EXPLICO QUÉ ES EL BRANDING Y CÓMO OPERA PARA QUE PASES DE INVISIBLE A INOLVIDABLE.

MATERCLASS 15'
Accede ahora
Abrir chat
Hello 👋
¿Hablamos?